Toda la juventud concentrada en una ampolleta

Toda la juventud concentrada en una ampolleta

Llega un día en el que te miras al espejo y te das cuenta que todos esos años – aunque bien vividos- han dejado huella en tu piel. A las arrugas de la delicada zona del contorno de ojos se le suman las líneas de expresión alrededor de la boca y, por si fuera poco, la odiada línea vertical que aparece entre ceja y ceja que no hace otra cosa que sumarte años. Para estos casos no tenemos de otra que poner en marcha un plan definitivo antiedad.

Ya saben que soy una fan total de Martiderm, hace un par de meses dediqué un post a sus ampolletas de proteoglicanos, me sorprendieron tanto en su momento que no dudé en escribirles sobre ellas, y hoy una nueva maravilla me entusiasma tanto como aquel momento.

Hoy les quiero hablar sobre las ampolletas Skin Complex+ de Martiderm, este nuevo elixir de la juventud eterna incluye en su fórmula el Proteoglicano inteligente de última generación Proteum 89+ y un complejo vitamínico. Para las que leyeron una de mis últimas entradas, este proteoglicano es el mismo que se incluye en la fórmula del Proteum Sérum, y que se caracteriza por sus nanopartículas que posibilitan que el producto entre hasta las capas más profundas de la piel.

Estas ampolletas contienen un 5% de Proteum 89+ y un 20% de un complejo muy potente de vitaminas antioxidantes y nutritivas con la finalidad de combatir los signos de la edad, duplicar la luminosidad de la piel, y conseguir un efecto long-lasting, para una piel más firme, hidratada y elástica. Además de una textura increíble con un tacto sedoso, estas ampolletas tienen la particularidad de actuar como filtro solar biológico al potenciar el sistema inmunológico cutáneo y evitando la aparición de radicales libres –Pero ¡ojo! Esto no quiere decir que tengan filtro solar-.

Como alguna vez les expliqué, los proteoglicanos forman parte activa de nuestra piel al rellenar los espacios que hay entre las células, por lo que son fundamentales para mantener su estructura intacta. La función del Proteum 89+ es inducir a la autogeneración de proteoglicanos propios, interaccionar con las fibras de colágeno e incrementar la retención de agua en la piel.

El compuesto vitamínico que ocupa ese 20% de la fórmula contiene 15% de vitamina C antioxidante, y 5% de vitaminas A y E que combaten los radicales libres, vitamina F que nutre la piel y vitamina B5 para aportar suavidad y luminosidad.

Estas ampolletas Skin Complex+ están indicadas para todo tipo de piel y tanto para hombres como para mujeres a partir de los 35 años, se pueden aplicar de día y de noche, y se pueden usar en cualquier temporada del año.

Por lo pronto, yo ya tengo las mías en casa y estoy esperando a usarlas, pero antes debo terminar con mi caja de proteoglicanos tradicionales. Lo que tengo claro es que el furor de los proteoglicanos no es ningún mito, su efectividad se puede comprobar desde la primera aplicación y se nota.