El momento ideal para usar un antiedad

El momento ideal para usar un antiedad

¿Existe una edad ideal para empezar a utilizar una crema antiarrugas? Esta ha sido nuestra eterna interrogante, seguro que más de una vez pensaste en el “más vale prevenir que lamentar” y aventurarte a llenarte la cara de productos antiedad aunque no tuvieras arrugas aún.

¡No te rompas la cabeza! Lo cierto es que no hay una respuesta, cada persona es diferente y no existe una edad exacta a partir de la cual se deban utilizar. Aunque sí existen una serie de recomendaciones para saber cuándo hay que utilizarlas, según la edad y el tipo de piel.

Según los gurús de la salud y la belleza, el momento ideal para usar un antiedad es a partir de los 30 años, ya que a esta edad nuestra piel comienza a dejar de producir colágeno progresivamente y vamos perdiendo elasticidad. Sin embargo, la edad no es el factor principal, el tipo de piel es lo más importante. Si tienes piel seca, probablemente es más recomendable que empieces con las cremas antiedad a partir de los 25, ya que tu piel es más propensa a tener arrugas antes. Por otro lado, si tienes piel mixta o grasa, puede que tardes más tiempo en comenzar a notar las primeras arruguitas.

En hombres, por tener la piel más gruesa y con mayor cantidad de colágeno que nosotras, es recomendable que también comiencen a utilizarlas a partir de los 30. Pero, como mencioné, todo depende del tipo de piel.

En cualquier caso, y aprovechando el tema, hoy les quiero recomendar algunos de los nuevos productos que han llegado a biutti, que personalmente los he probado, y me han dejado maravillada.

El primero se trata del Gel facial de hidratación intensiva DDF, un suero para pieles normales, mixtas, grasas y con poros muy abiertos. Con un antioxidante que fortalece la estructura natural de la piel. Este sérum me gusta porque afina los poros, acelera la tasa de renovación de la piel, minimiza las líneas visibles y arrugas –simple, lo que buscamos en un antiedad-.

Lo mejor de este sérum es que no hay necesidad de aplicar una crema hidratante después si la humedad es suficiente. Y se puede aplicar debajo del maquillaje con protector solar. Aparte su presentación es hermosa, ¿no creen?

Del mismo laboratorio también me fascina la Crema facial para arrugas con Retinol DDF, una crema hidratante enriquecida que revitaliza y restaura la piel para revelar un brillo radiante y saludable. Rica en nutrientes, productos botánicos y humectantes esenciales.

Lo especial de esta crema es que contiene tres formas distintas de Retinol –vitamina A- muy potentes que rejuvenecen, revitalizan, retexturizan, minimizan arrugas y mejoran notablemente el tono de la piel clave para ayudar a enfocar en suavizar la textura de la piel y aclarar el tono.

Por último, y como el acompañante perfecto para el sérum y la crema, está la Pantalla solar facial spf 30 con tinte DA del laboratorio MAD. Este protector solar va más allá de un bloqueador convencional, ya que es una mezcla de zinc que se absorbe rápidamente y titanio que proporcionan una excelente protección contra los rayos potencialmente dañinos del sol. Además, tiene acción alisante de arrugas y tinte para una cobertura perfecta. O sea, un todo en uno.

Si las arruguitas aún no han hecho acto de presencia, o si ya son visibles, estas tres recomendaciones son perfectas. ¡Besos!