Errores en la limpieza facial

Errores en la limpieza facial

No cometas estos errores en la limpieza facial

Hola #biuttilovers, hoy vengo con un blog sobre la limpieza facial, seguramente muchas piensan que la limpieza del rostro es algo sencillo, ¿verdad? Bueno, resulta que a veces no todo lo que hacemos durante nuestra rutina facial es correcto, durante mis consultas he conocido tantos casos de rutinas fatales al limpiar el rostro que me obligan a hablarles sobre los errores más comunes con los que podemos encontrarnos a la hora de hacerla. ¿Comenzamos?

  1. Limpiarnos demasiado: Este es uno de los errores que muchas de nosotras cometemos. Está bien lavarse la cara de 1 a 2 veces al día, pero no más. Ya sea por la mañana cuando nos levantamos o por la noche antes de acostarnos. Aunque parezca una locura, es bueno dejar descansar a nuestra piel evitando tantos productos fuertes para limpiarla; sin embargo, el mundo de la salud y la belleza siempre tiene un as bajo la manga, yo por ejemplo uso Sesderma Hidraven, una crema limpiadora espumosa de excelente tolerancia por su contenido de extractos de plantas naturales (camomila, avena, mimosa y aloe) que le confieren propiedades hidratantes, calmantes, regenerantes y protectoras, dejando la piel limpia sin resultar agresiva. Se puede usar para remover restos de maquillaje o para el aseo diario. Y lo mejor de todo, es tan especial su composición que resulta apropiada incluso para la higiene íntima.

 

  1. No aclararnos con suficiente agua: Para comenzar, aclarar se refiere a enjuagar; y este es otro problema, ya que muchas veces no nos aclaramos lo suficiente y esto conlleva a la acumulación de residuos que pueden ocasionar la obstrucción de los poros. Este problema, muy común, sucede sobre todo en las partes con más acumulación de poros, como la zona T.

 

  1. Frotar demasiado con la toalla: Este resulta ser el problema más común entre todas, muchas veces frotamos tanto la piel húmeda que podemos llegar a lastimarla, lo ideal es secar suavemente y, lo más importante, que la toalla que usemos esté limpia.

 

  1. El hidratante: Una vez que terminamos con la limpieza facial, es súper importante hidratar inmediatamente, ya que cuando la piel se encuentra húmeda, es más fácil que nuestro hidratante se absorba mejor. Como hidratante yo confío en Sesderma Acglicolic 20, un gel que restablece el equilibrio funcional de la piel. Me encanta por su textura y porque está especialmente diseñado para actuar sobre las pieles mixtas a grasas, ayudándoles en el proceso de regeneración, hidratación y nutrición dérmica.  Tiene ácido glicólico que ejerce una acción antienvejecimiento al estimular la síntesis de colágeno, reafirmando y suavizando las líneas de expresión. También elimina las células muertas, disminuyendo su grosor y alisando la superficie cutánea, porque una crema hidratante ya no es suficiente.

 

Ahora ya lo saben, la limpieza facial no es algo tan complicado, solo basta eliminar los malos hábitos y aplicar estos puntos para lograr la piel perfecta que tanto queremos.