Las estaciones del año también afectan nuestra piel; un ejemplo es lo que ocurre en verano, cuando hay más exposición al sol y debemos extremar cuidados. La piel dispone de una capa protectora natural para protegerse de los agentes externos y de la deshidratación: la película hidrolipídica, una barrera formada por una mezcla de grasa, sudor y un conjunto de sustancias biológicas capaces de retener el agua. Durante la exposición al sol, esta barrera sufre la agresión de los rayos ultravioletas. El resultado es una deshidratación progresiva que puede llegar a afectar a las capas más profundas de la piel. 

Por este motivo, al finalizar las vacaciones es aconsejable iniciar un programa de cuidados que le devuelva a la piel del rostro su hidratación y suavidad. El otoño es ideal para que nuestro cutis se recupere de los estragos y excesos del verano, y prepararlo para el invierno.

En biutti te damos algunos consejos para tener una piel sana y radiante en esta temporada.

1. Hidratación: como sabes, es uno de los temas más importantes. Nuestro cuerpo necesita una hidratación adecuada dependiendo de nuestra edad y ritmo de vida. Beber agua también es una parte fundamental, tanto si hace calor (en verano) como si hace frío; aunque no te apetezca, es necesario.

2. Higiene: sabemos que es importante y por eso la consideramos una parte primordial de nuestra rutina. Lo recomendable es hacer una buena exfoliación, suave, que no sea agresiva con la piel pero que se lleve todas las células muertas.

3. La crema adecuada: una crema hidratante para el cuerpo asegurará que la piel se mantenga suave, hidratada y en buenas condiciones. La parte de nuestro cuerpo que más sufre los rigores del tiempo es el rostro, por lo que necesita una crema hidratante diferente, que mantenga la elasticidad y frescura de la piel. No solo ayudará a mantener su salud, sino que prevendrá el envejecimiento prematuro.

4. Alimentación: te recomendamos el consumo de alimentos ricos en antioxidantes, vitaminas, vegetales verdes, frutas (de preferencia cítricos), tomate, alimentos ricos en Omega 3 y 6, hierro y zinc, así como cereales integrales. Por supuesto que tener una buena alimentación es ideal para mantenernos saludables por dentro y por fuera.

¡Disfruta esta temporada!