Si estás en la planeación de tu boda, seguramente uno de los temas que más vueltas te da en la cabeza es el del vestido de novia. Antes de que la misión de encontrar el tuyo se vuelva una pesadilla, te sugerimos echarle un vistazo a esta lista de los errores más frecuentes a la hora de adquirir tan importante prenda. Toma nota para que a ti no te pase.

Comprarlo con demasiada (o muy poca) anticipación

Si lo compras 1 año antes corres el riesgo de que en ese lapso veas otro vestido que te guste más y entonces el día de tu boda no te sientas la novia más espectacular del mundo. Por otra parte, tampoco esperes a comprarlo 15 días antes. Cuando lo mandas a hacer, los plazos de entrega menores a seis meses pueden ser considerados como urgentes, lo cual conlleva cargos extras. ¿El tiempo ideal? Siete u ocho meses si será por encargo, y tres meses si lo comprarás de los que están en existencia, así habrá tiempo para los arreglitos que haya que hacerle.

Ir acompañada de mucha gente

Ve con esa persona con la que compartas gustos y estilo (y que sepas que puede ser totalmente honesta contigo), aunque no sea tu mejor amiga ni alguien de tu familia.

Comprarlo algunas tallas más chico como incentivo para adelgazar

¡Olvídalo! Comprar el vestido (quizá) más importante de tu vida con base en una expectativa de cómo será tu silueta en el futuro es el error más grande. Una cosa es hacerle pequeños ajustitos, lo cual es normal, y otra es tener que modificarlo radicalmente (o en un caso extremo comprar otro) por una necedad. No insistas, de corazón te lo decimos.

No considerar el contexto de la ceremonia

Con esto nos referimos a que no es lo mismo que te cases en la iglesia de tu comunidad a que lo hagas en un jardín o playa. Dependiendo del lugar y época del año deberá ser tu elección. Si siempre has soñado con un vestido de cola larguísima como el de Thalía pero tu boda será en la playa… ¡¿Cómo te explico?! Solo suma el peso de la tela con el de los 5 kilos de arena que vas a arrastrar con eso.

Ir a la compra sin un presupuesto definido

Es muy importante que consideres esto. Aunque se trate de un vestido muy especial, lo cierto es que tampoco debe ser algo que rebase tu capacidad monetaria al grado de que lo sigas debiendo un año después. Siempre encontrarás algo lindo y de calidad a un precio que se ajuste a tu bolsillo. Por eso es importante empezar la búsqueda con un tiempo razonable que te permita comparar precios.

 Si sigues estas recomendaciones, verás que esa compra tan importante será una experiencia mucho más agradable.