El Feng Shui es un método chino para diseñar espacios en los que la energía positiva fluya. A esta energía se le llama Sheng Chi, a la cual puedes imaginar como un río; por eso, entre más espacio libre tenga para pasar, mucho mejor será para ti.

Orden

Sabemos que hay días en que tienes mucho trabajo y tu espacio se llena de papeles, materiales u objetos de todo tipo; sin embargo, debes procurar mantenerlos en orden. Si ya no los ocupas, ponlos en otro sitio, de preferencia donde no los veas. Si no hay orden en tu entorno, las ideas no fluirán correctamente. 

Paredes

De acuerdo con el Feng Shui, es necesario tener una pared detrás de nosotras. Si esto no es posible, entonces procura que tu silla cuente con un respaldo más o menos alto. Eso te protegerá de las dificultades y traiciones. Si puedes colocarte de manera que también veas la puerta (no directamente frente a ella), mucho mejor.

Escritorio

El tamaño debe ser adecuado al espacio en el que te encuentres y ser cómodo para ti. Si es muy pequeño te sentirás limitada, y si es muy grande, algunas cosas quedarán lejos de tu alcance, lo cual significa falta de control.

En cuanto a los materiales, la madera transmite solidez, estabilidad y confianza; los de vidrio, transparencia y agilidad mental, pero es mejor combinarlos con la madera. Los laminados son energéticamente neutrales, mientras que los metálicos no se recomiendan por ser conductores de energía, los cuales nos dejan expuestas a la acción negativa de las radiaciones del ambiente.

Otro punto importante a considerar es que un escritorio cerrado de arriba abajo en el frente da la sensación de distanciamiento. En cambio, si el mueble es abierto, invita a quien se sienta frente a ti al acercamiento y al diálogo.

Luz

Aprovecha la luz natural, y si te es posible, ubica tu escritorio al lado de una ventana. Si tienes que recurrir a la iluminación artificial, es mejor que venga del techo, y cuida que no haga sombras sobre tu cuerpo u objetos cercanos.

Inspiración

Si en la empresa donde trabajas no hay restricciones al respecto, decora tu lugar con objetos que te motiven, como fotos, frases, plantas y todo lo que logre elevar tus sentidos y ponerte alegre.

Artículos de limpieza

Si en tu área tienen escobas, plumeros, trapeadores y cubetas, es necesario que les asignen un lugar en el que no estén a la vista, como un armario o estante. Para el Feng Shui, estos objetos barren o arrastran las posibilidades de buena fortuna. El bote de basura es mejor tenerlo en un sitio poco visible.

Con estos sencillos tips harás de tu lugar de trabajo un espacio más agradable y notarás cómo realizas mejor tus actividades; finalmente, es como tu segunda casa, así que debes sentirte bien ahí.