Empecemos hablando de la cuperosis, se trata de un estado de la piel causado por problemas de circulación en los vasos sanguíneos de nuestro cutis. Lo anterior significa que no es un problema dérmico, sino vascular, pero afecta la apariencia de la piel haciéndola lucir enrojecida y con algo que podríamos describir como venitas dilatadas, principalmente en la zona de las mejillas y la nariz.

Se da principalmente en mujeres de piel blanca o sensible, y en ocasiones va acompañada de rosácea (granitos parecidos a los del acné y engrosamiento de la piel). El hecho de que sea más común en pieles sensibles se debe a que la posibilidad de desarrollar hiperreactividad es mayor, tanto a nivel externo (clima, luz, cosméticos, contaminación) como interno (estrés, hipertensión, cansancio). Al tratarse de un problema vascular en el que hay una constante dilatación de las pequeñas venas y arterias, es más evidente en pieles claras.

No es grave, pero te hace sentir incómoda

Si bien no es una condición de gravedad, la cuperosis puede afectar la autoestima de quien la padece, lo que suele ser difícil de sobrellevar, por eso la importancia de prevenirla y tratarla adecuadamente desde sus primeras manifestaciones.

Generalmente, la cuperosis comienza por periodos cortos y se limita a un enrojecimiento en la parte media del rostro, pero conforme avanza el tiempo aparecen pequeñas “arañitas vasculares” llamadas telangiectasias, que sin un tratamiento adecuado pueden llegar a ser permanentes.

Prevenir y tratar correctamente

- Seguir estas recomendaciones te resultará muy útil si detectas que tu rostro empieza con enrojecimientos:

- Evita los cambios bruscos de temperatura (piénsalo dos veces antes de ir al sauna o temazcal).

- Modera el consumo de especias, alcohol y alimentos muy calientes.

- Usa productos de higiene y cosméticos para pieles sensibles (sin perfume).

- Evita la exfoliación (consulta al dermatólogo sobre otras opciones para tu skincare).

- Reduce el tiempo de exposición solar y usa bloqueador.

- Limita la aplicación de corticoides tópicos.