No importa la edad que tengamos, lucir una piel perfecta siempre será una de nuestras principales preocupaciones. A ciencia cierta y mediante información que obtenemos de diferentes fuentes, sabemos que la hidratación diaria debe estar contemplada en nuestra rutina, pero ¿qué más necesita nuestra piel a partir de los 40? Las recomendaciones que debemos tener más que claras, son las siguientes:

Es importante utilizar productos que le devuelvan el colágeno y la elastina a nuestra piel, cuyos niveles comienzan a disminuir a partir de los 25 años. Los ingredientes que más nos pueden ayudar con esta tarea son el retinol y el ácido hialurónico.

Respecto a la limpieza y humectación del rostro, a los 40 debemos tomar en cuenta que no podemos seguir con la misma rutina que años atrás. La piel necesita cuidados propios de la edad. Es importante recurrir a fórmulas con efecto tirante para mantener a raya la flacidez del rostro y cuello. También debemos optar por cremas humectantes espesas que combatan la resequedad y nos aporten vitaminas y antioxidantes.

¿Cuánto tiempo llevamos maquillándonos? Al llegar al cuarto piso, lo mejor es empezar a despedirnos del maquillaje. ¿Por qué? Simple: el maquillaje se mete en las líneas de expresión y las arrugas, y esto acentúa los signos del envejecimiento. Podemos optar por aplicar una base natural y fórmulas hidratantes. Un tip para ocasiones especiales es usar maquillaje natural, ya que este le dará un toque fresco a nuestra imagen.

Por último, pero no menos importante: ser constantes. El éxito en todo lo que nos propongamos será resultado de la constancia. Llevar una rutina de belleza diaria significará muchos puntos a nuestro favor. Para darle vida a una piel opaca y con signos de flacidez, es necesario apostar por peelings o sueros abrillantadores o con vitamina C.

Es un hecho que el tiempo no deja de pasar por ningún ser humano, y aunque a muchas personas les quita el sueño pensar en las arrugas, lo más importante es no estresarnos y empezar a trabajar para que, en la medida de lo posible, la piel se mantenga firme y podamos lucir un cutis saludable sin importar la edad que tengamos.