Muchas mujeres con piel mixta o grasa se ven en serios problemas a la hora de elegir productos de belleza, ya que deben cuidar que sean adecuados para controlar la producción sebácea que hace que su cutis se vea con brillo. Sin embargo, también hay quienes se encuentran en el otro extremo y padecen de piel seca, la cual no es solo un problema en el rostro, también puede alcanzar las manos y pies.

Sabes que tienes piel seca cuando experimentas una constante sensación de tirantez (especialmente después de bañarte o nadar), te da picazón, tienes enrojecimiento y, en casos más graves, notas descamación o agrietamiento profundo.

Los factores que pueden causar piel seca son:

Clima. Cuando hace frío y hay poca humedad en el ambiente, es más fácil que tu piel se seque. De hecho, es un problema común en invierno.

Calentadores. El uso de sistemas de calefacción y chimeneas reducen la humedad, lo que contribuye a que la piel se reseque.

Agua caliente o con cloro. Bañarse con agua muy caliente seca la piel. Si nadas regularmente, el cloro del agua también favorece la resequedad.

Edad. El problema de la piel seca es más común entre personas adultas mayores.

Complicaciones

Aunque tener piel seca no es algo de lo que deberías preocuparte demasiado, la situación puede considerarse grave si la piel empieza a agrietarse, ya que se vuelve un blanco fácil para las infecciones. Por eso, si con los cuidados básicos que te sugerimos a continuación no ves mejoría, es importante que acudas con un dermatólogo, quien te orientará respecto a algún tratamiento especial para ti.

Recomendaciones

Hidrata. Las cremas corporales especiales para pieles secas mantienen la humedad en tu piel, por ejemplo, Isis Pharma Secalia Balm 

Limita tu exposición al agua. Procura que tu ducha no dure más de 10 minutos, y que sea con agua tibia. Si lavas los trastes, usa guantes de plástico para proteger tus manos.

Usa jabones suaves. Busca jabones y detergentes que sean amables con tu piel.

Con estas sugerencias sentirás cómo tu piel mejora.