En biutti ya hemos hablado de los consejos y mitos de los protectores solares, pero insistimos en este tema debido a que uno de los principales problemas es que se piensa que el protector solar es grasoso o existe el temor de que tape los poros o agudice un problema de piel grasa. Lo cierto es que es imprescindible usarlo, sobre todo si queremos evitar el envejecimiento prematuro o hasta un cáncer de piel.

Si tu piel tiende a ser grasosa o sufres de granitos, tenemos recomendaciones especiales para ti:

Isdin Fusion Water Oil Control:

Es un protector solar a base de agua que puede aplicarse en todo el rostro sin dañar los ojos. Una gran ventaja que tiene es que es posible usarlo sobre la piel mojada, perfecto para la piscina, la playa o para un día convencional en la ciudad. Brinda protección solar FPS 50+ UVB y UVA; además, ofrece beneficios antioxidantes y activos antiedad.

Eucerin Sun Face Oil Control:

Muy ligero y de rápida absorción. Con él puedes tener la seguridad de que te estás cuidando del daño solar gracias a su alto grado de protección. Su fórmula fue creada específicamente para piel grasa y propensa al acné. Además, matifica y no deja residuos blancos, ideal para usar como base de maquillaje.

La Roche Posay Anthelios Gel-Crema Toque Seco:

Previene la intolerancia solar, así como la fotosensibilidad por medicamentos, melasma o manchas pigmentarias. Protege contra el daño celular y el envejecimiento prematuro. Proporciona una protección de amplio espectro muy alta (UVA-PF 21, UVB, ciertos rayos infrarrojos-A y daños por contaminación). Control de brillo duradero.

Avène Emulsión Toque Seco:

Avène ha dedicado todo su legado a la creación de soluciones dermocosméticas para las pieles sensibles. Este producto proporciona triple acción antibrillo: seborregula, seborreduce y matifica. Ofrece máxima protección frente a los rayos UVB y UVA. Además, sus poderosos antioxidantes brindan protección celular contra los radicales libres. 

Sesderma Repaskin Fotoprotector SPF 50:

Su innovadora textura en forma de crema-gel brinda un delicioso tacto de seda, ligero y no graso. Ayuda a que la piel esté protegida y calmada mediante la reparación de los daños en el ADN celular. Se trata de una auténtica reparación desde el origen para neutralizar y revertir el daño solar en la piel, incluso para las pieles más delicadas.